En Argentina, gobernadores piden al Banco Central regular las criptomonedas

BCRA regulación criptomonedas

El gobernador de Catamarca Raúl Alejandro Jalil es un economista y político argentino, licenciado en Administración de Empresas, junto con Ricardo Quintela, quien fue diputado y actualmente es gobernador de la provincia de La Rioja, presentaron al Banco Central de la República Argentina una solicitud donde se pide que se controlen los negocios relacionados a las criptomonedas.

Ambos gobernadores expresaron sus «temores» respecto a las operatorias con cripto en dichas provincias. En la nota presentada al BCRA, Jalil expresa la inquietud del Gobierno por la instalación de empresas no bancarias que tienen el objetivo de captar fondos con el supuesto fin de ser invertidos en el mercado de criptomonedas, asegurando ganancias mensuales que superan ampliamente a las del mercado oficial.

En Argentina, aún no existen regulaciones para las ciptodivisas por parte del Banco Central de la República Argentina (BCRA) lo que significa que están libres de restricciones y para los argentinos, ahorrar en stablecoins o criptomonedas estables, es una herramienta efectiva ante la creciente y constante inflación del país.

Según Jalil, la operatoria «consiste en invitar a invertir, de manera individual o en formato de pozos entre más de un cliente, pesos o dólares estadounidenses en plazos mínimos que varían de tres a seis meses con una rentabilidad aproximada de 20% mensual, incluso en dólares»

«Esta elevada promesa de rentabilidad generó que muchas personas en nuestra Provincia accedieran a créditos bancarios o incluso vendieran bienes de su propiedad a efectos de ser invertidos en las empresas mencionadas. Por otra parte, se afectó el nivel de actividad económica de la Provincia, ya que ningún negocio o emprendimiento genera el nivel de ganancia que prometen las compañías en cuestión» afirmó el gobernador de Catamarca.

El mismo destacó que es importante «que se determine si se trata de una actividad que deba ser controlada por su organismo y, en cuyo caso, arbitre los medios necesarios para alcanzarla con debidas regulaciones. En la situación actual, y ante la ausencia de regulación y control adecuado, podrían producirse situaciones que afecten a ciudadanos y ciudadanas de nuestra provincia».

Por su parte el presidente de la autoridad monetaria, Miguel Pesce, al hablar en la apertura de una jornada sobre finanzas digitales organizada por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) dijo:

«Vamos a regular la intersección del Bitcoin con el sistema de pagos y el mercado de cambios»

Juan José Mendez, chief band officer de Ripio, uno de los exchanges más longevos del país, en el mes de Julio le explicó al medio InfoTechnology que «El BCRA no limita la compra y venta de criptoactivos en el país a través de plataformas como Ripio, que operan en regla llevando adelante procedimientos de cumplimiento. Actualmente las empresas locales no operan con tarjetas de débito y crédito, sino con transferencia bancaria y otros métodos de pago digitales»,

La compra de criptomonedas cumple estándares de seguridad y la mayoría de los exchanges locales siguen una lista de normativas y extensos manuales de lavado de dinero. Para cumplir con la regulación, las empresas hacen obligatorio el proceso de identificación de la identidad (conocido por sus siglas en inglés KYC o know your client, en inglés). El proceso de verificación busca eliminar el uso ilegal de criptodivisas, el lavado de dinero y el fraude fiscal.

En su momento el BCRA pidió información sobre los clientes que compraron criptoactivos y Según Méndez podría tratarse de un intento de regulación a futuro, al igual que en otros países. «Hasta ahora, el BCRA no había pedido información a los bancos. Los únicos organismos que solicitan información similar desde 2019 son la AFIP y, ocasionalmente, la UIF»

Por su parte, , José Trajtenberg, CEO de Xcapit, la startup de inversiones en monedas digitales opina que el crecimiento del ecosistema cripto en la Argentina impulsó al Estado argentino a interesarse en las operaciones y dice:

«Una buena regulación que brinde un marco de legalidad que no permita la proliferación de las estafas en el desarrollo de las actividades alrededor del mercado de las criptomonedas, puede ayudar a que mucha gente se anime a participar»

Es visible que los políticos están notando que la economía se mueve libremente a través del mercado de las criptomonedas y que la política queda fuera del ecosistema, por lo que no tienen posibilidades de intervención alguna.

Sería difícil definir si existen beneficios en la implementación de normas reguladoras de las criptomonedas en los Bancos Centrales de los países latinoamericanos que sufren de una marcada depresión económica a pesar de la riqueza de sus tierras, claro está que las políticas económicas influyen en esto, muy diferente a la economía descentralizada y a la vez independiente de las criptomonedas.

Queda esperar cómo reaccionarán el presidente del Banco Central, Miguel Pesce y el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Adrián Cosentino ante la solicitud de los dos gobernadores.

 

Salir de la versión móvil