Cada vez más bancos centrales en el mundo analizan e investigan la posibilidad de emitir sus propias monedas digitales - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Cada vez más bancos centrales en el mundo analizan e investigan la posibilidad de emitir sus propias monedas digitales

Con el pasar de los días, más bancos centrales se suman a la investigación y el impacto de emitir una moneda digital, aunque puede que no esté tan cerca el lanzamiento de una

Cada vez más bancos centrales en el mundo analizan e investigan la posibilidad de emitir sus propias monedas digitales
Comparte este post en tus redes sociales

Recientemente, diferentes bancos centrales han sido noticia por diferentes iniciativas u opiniones con respecto a las monedas digital emitidas por el banco central, las CBDC, que parece están siendo consideradas y analizadas por las entidades para medir su potencial ante una posible salida, mientras que el último Foro Económico Mundial, sirvió para que a nivel mundial, diferentes instituciones bancarias centrales desarrollaran un marco para las monedas digitales

Desde que China anunció sus planes de yuan digital, en los bancos centrales de todos los países ha crecido el interés sobre la emisión de su propia moneda digital (CBDC), algunos continúan siendo escépticos, otros intentos han fallado, mientras para la gran mayoría el tema de la seguridad continúa siendo la principal preocupación con esta tecnología.

Tampoco se puede obviar el impulso que ha generado la moneda digital y red de pagos Libra, de Facebook, sobre los bancos centrales, que al verse como una moneda digital estable de escala mundial, con un potencial de uso gigantesco debido a los miles de millones de usuarios tras la plataformas de medios sociales, algunos países temen porque su uso influya en las políticas económicas internas de cada país, al no darle la atención necesaria a la creciente industria criptográfica, por lo que se volcaron hacia la tecnología financiera, y China fue uno de ellos, pero no el único.

En lo que va de 2020, desde varios países han llegado diferentes declaraciones, resultados y posturas finales de lo que ha resultado de un año de investigación o más sobre las CBDC, sus usos y beneficios, sumándose así a diferentes países que ya han mostrado mayor interés por escalar en el desarrollo de una moneda digital.

Camboya da el primer paso con una «cuasi» moneda digital

El Banco Nacional de Camboya (NBC) anunció recientemente que lanzará una plataforma de pagos interbancarios basada en blockchain, llamada ‘Bakong’ la cual además será una «cuasi forma de moneda digital del banco central», dijo el director general del banco central, Chea Serey,  quien confesó que han estado investigando esta plataforma de pago desde 2017, actualmente, lo que se espera con la plataforma es que los usuarios finales paguen entre si independientemente de las plataformas, de acuerdo a un informe local.

Otra de las metas, es lograr unir a todas las instituciones en el espacio de pago de Camboya bajo el techo de Bangkok, de hecho, la plataforma ya ha recibido el apoyo de 11 bancos, uno de ellos es Phnom Penh quienes anunciaron que implementarán Bakong todas sus sucursales. Shin Chang Moo, el presidente del banco comercial, dijo que todas las billeteras están vinculadas a las cuentas de los usuarios para que puedan intercambiar divisas, ademas todas las transacciones se realizarán en tiempo real con los registros almacenados de forma segura en NBC.

El Banco Central de Lituania podría ser el próximo en emitir su CBDC

El Banco Central de Lituania desde 2015, que es uno de los bancos que forman parte del Eurosistema de bancos centrales que utilizan euro, podría ser uno de los próximos en examinar las monedas digitales emitidas por los bancos centrales. Los CBDC pueden ser herramientas «para llevar el dinero digital del banco central directamente a instituciones no financieras o individuos, incluso pueden usarse directamente en sociedades con banca comercial subdesarrollada y con facil acceso tanto al efectivo como a los pagos electrónicos», según comentó la economista del Departamento de Infraestructura de Mercado del Banco de Lituania, Aiste Juskaitė, en una entrevista con The Paypers.

Aunque por los momentos, la mayoría de las iniciativas han venido por parte de los bancos privados para abordarlas deficiencias del sector bancario, Juskaitė señaló que cree que «los reguladores y bancos centrales deberían liderar este cambio», añadiendo:

Los CBDC son una forma de adelantarse a la curva y ofrecer un producto más confiable en comparación con las monedas estables privadas

Ademas, señaló que los CBDC son dinero y pueden usarse como efectivo digital pues están respaldados por el banco central, por lo que un mayor acceso a este efectivo digital, generará más confianza entre los usuarios, y resaltó que estos activos no se parecen en nada al dinero privado y otras formas de criptomonedas.

Japón no se puede quedar atrasado

En declaraciones recientes con Reuters, el vicegobernador del Banco de Japón, Masayoshi Amamiya, dijo que el país asiático «debe estar listo para emitir monedas digitales», a pesar de que el Banco de Japón no tiene entre sus planes lanzar una CBDC, aunque recalcó que era muy importante para la institución central bancaria continuar examinando la posibilidad de emitir una.

«La velocidad de la innovación técnica es muy rápida. Dependiendo de cómo se desarrollen las cosas en el mundo de los sistemas de asentamiento, la demanda pública de CBDC podría dispararse en Japón», dijo Amamiya, resaltando además que Japón debe estar preparado si eso sucede.

Políticas monetarias

Igualmente, el vicegobernador Amamiya, señala que si todos los bancos centrales emiten sus propias monedas digitales, la forma en que la política monetaria afecta las tasas de interés, los precios de activos y los préstamos bancarios, probablemente no cambiará mucho. Sin embargo, se refirió a que los mecanismos de transmisión podrían «volverse un poco complicados para descomponerse si los sistemas de asentamiento», si cambian Japón continuará analizando el impacto de las políticas monetarias y las medidas para garantizar los estándares de seguridad.

Por el momento, en Japón no hay planes de lanzar una moneda digital respaldada por el banco central, pero además de sostener un constate análisis, desde la postura de los legisladores japoneses, se mantiene también el foco de atención sobre las CBDC, luego de que un grupo de legisladores del país, anunciara que están trabajando en una propuesta que solicita la creación de una moneda digital propia de la nación asiática.

Emisión aún no a la vista

Por otro lado, al parecer cualquier iniciativa concreta sobre una CBDC no está dentro de los planes a corto plazo, por parte de los bancos centrales, como refleja una reciente encuesta realizada por el Banco de Pagos Internacionales, quien luego de consultar con 66 entidades bancarias centrales a nivel mundial, reflejó que a penas un 10% de los bancos centrales emitirá una moneda digital a corto plazo, como explicó un informe de Cointelegraph.

Lineamientos globales

Aún no queda claro si los bancos centrales en el mundo emitirán su propia moneda digital, pero durante la última edición del Foro Económico Mundial, en Davos, el tema de las CBDC ocupó los principales tópicos durante las jornadas donde se reunieron líderes económicos mundiales, y en donde se afianzó un conjunto de herramientas para la creación de un marco con respecto a las monedas digitales CBDC, impulsada por el Foro Económico Mundial y en sociedad con diferentes expertos, organizaciones y representantes de más de 40 instituciones, que desarrollaron el marco referencial que apunta a unos lineamientos globales para las monedas digitales de las instituciones bancarias centrales.

En el documento, el señala un conjunto de herramientas que sirven como guía para el desarrollo de las políticas CBDC, donde se destacan entre otras cosas la diferenciación de diversos tipos de CBDC, como las minoristas, las mayoristas y las híbridas, brindando por un lado una serie de análisis sobre las «oportunidades» tras cada una y los «desafíos o soluciones alternativas» por otro.

De igual forma, algunas consideraciones como los riesgos operativos, inclusión financiera, la protección de datos y el cumplimiento, aspectos macroeconómicos, elementos de diseño e infraestructura, aspectos tecnológicos y sus riesgos, la gobernanza y una estrategia de implementación, son los otros tópicos que componen el «kit de herramientas» presentado por el Foro Económico Mundial con respecto a las CBDC.

¿Efecto dominó?

Podríamos decir, que pese a encontrarse principalmente en un periodo de evaluación, investigación y análisis, más que uno de expermientación y pruebas pilotos, en general, los bancos centrales muestran al menos una postura más alejada del desconocimiento, el escepticismo o la negación con respecto a una emisión de sus monedas digitales, aunque al parecer, el lanzamiento más que probable, posiblemente inevitable de una moneda digital por parte de China, con su yuan digital, podría ser la puerta de entrada a un efecto dominó que lleve a más instituciones centrales bancarias a pasar de una postura analítica a la acción en materia de CBDCs, ya que para grandes potencias mundiales no representa un escenario favorable el hecho de que China impulse sin oposición un yuan digital, especialmente tratándose de una economía de impacto mundial como la del gigante asiático.

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast

Abre una cuenta en Binance y recibe 10% de descuento en comisiones con nuestro Link