Input your search keywords and press Enter.

Las Islas Marshall emitirán su propia criptomoneda

La República de las Islas Marshall, recientemente dió a conocer que emitirán su propia criptomoneda, la cual tendrá circulación legal, al igual que el dólar estadounidense en el territorio nacional, según información confirmada por uno de los altos funcionarios de esta república.

La novedosa criptomoneda aprobada por el parlamento del país durante esta semana, es bautizada como “Sovereign” (Soberano) identificada con las siglas “SOV”.

Islas Marshall, es un Estado insular ubicado en el océano Pacífico, en la región de Micronesia con menos de 70.000 habitantes y además es considerado uno de los paraísos fiscales por la Unión Europea, prevé emitir las primeras monedas virtuales este año.

La nación insular no es el primer país en plantear la emisión de criptomonedas, ya que Venezuela creó en Diciembre del año pasado, su propia divisa digital llamada “Petro” y respaldada por 5.342 millones de barriles de crudo de ese país, e inició su preventa el pasado mes de febrero.

La creación de las criptomonedas soberanas estan en auge en los últimos meses, y es por ello que varios gobiernos, incluidos China, Estonia, Rusia, Uruguay e Irán, han discutido planes para su propia moneda digital.

El comunicado emitido por el ministro asistente del presidente de las Islas Marshall, David Paul transmitió lo siguiente:

  1. La criptomoneda SOV se emitirá al público a través de una Oferta Inicial de Criptomonedas (ICO).
  2. El país limitó el suministro de SOV en 24 millones de tokens para evitar la inflación. Los 24 millones de tokens representan a los 24 municipios de las Islas Marshall.
  3. Las Islas Marshall se están asociando con Neema, una empresa de tecnología financiera israelí, para emitir el SOV.
  4. El gobierno aún no ha determinado una fecha de lanzamiento para la ICO, pero que una preventa de los tokens para los inversores comenzará “pronto”.
  5. SOV se basa en lo que el gobierno de las Islas Marshall llama el “marco Yakwe”, que requiere que los usuarios se identifiquen en el Blockchain, solucionando  de esta manera el problema del anonimato de Bitcoin que impidió su adopción general, por su incompatibilidad con el marco de un entorno bancario regulado.
  6. Parte de los ingresos de la ICO se utilizarán para ayudar a financiar el Fondo Fiduciario Nacional de las Islas Marshall. Los Estados Unidos contribuyen al fondo, destinado a apoyar a las generaciones futuras.