Cointraffic approval

Puntos básicos sobre la minería de criptomonedas y qué necesitas considerar para empezar a minar

Minería de criptomonedas, puntos básicos y factores a considerar sobre el proceso

Comparte este post en tus redes sociales

La minería es el factor clave tras la subsistencia y descentralización de las criptomonedas, siendo un proceso que necesita reflexiones clave antes de aventurarse como cuánto poder computacional se requiere para minar Bitcoin, cuáles son las mejores placas base para minería de BTC o qué otros factores debo considerar antes de empezar a minar

A medida que la popularidad de las criptomonedas aumenta, las personas buscan formas de cómo vincularse al mundo cripto. La minería, representa una oportunidad de participación directa en el ecosistema de las criptomonedas, tanto en su desarrollo como en el nacimiento, garantizando además una fórmula de ingresos alternativo a otras como el trading o el comercio.

En este punto, es cuando surge la primera pregunta:

¿Qué es la minería de criptomonedas?

Básicamente, la minería de criptomonedas se describe como el punto de interacción entre una o varias computadoras participando de manera activa en solucionar problemas matemáticos, que representan las transacciones de una blockchain o cadena de bloques.

Esto, permite la verificación y registro de manera descentralizada de dichas transacciones vinculadas a la criptomoneda a través de nuevos bloques que se van agregando, lo que a su vez sirve para la creación de nuevas unidades de las criptomonedas por parte de los mineros, que reciben una recompensa por su trabajo o participación.

Los mineros, utilizan los equipos informáticos para obtener una solución de una especie de adivinanza o problema. Es decir, el poder computacional es utilizado para repetidamente intentar dar con una función hash, una serie de números y letras único que representa a cada bloque. Los mineros eligen un bloque, agrupan transacciones pendientes en la blockchain y lo proponen como un bloque candidato, el cual será validado cuando se encuentre el hash válido entre todos los mineros.

Este proceso se dificulta y determina dependiendo de los sistemas de consenso entre los participantes. Los algoritmos de consenso principales, son Proof of Work o Prueba de Trabajo (PoW) y Proof of Stake o Prueba de Participación (PoS).

Prueba de Trabajo y Prueba de Participación

El algoritmo de consenso por Prueba de Trabajo, que impulsa a las principales criptomonedas como Bitcoin y Ethereum, parte de la premisa de evitar el doble gasto de criptomonedas en la blockchain, por lo que necesita la aprobación de todos los mineros o nodos a la hora de validar cada bloque. Para esto, inviertes una cantidad de recursos computacionales que luego le permitirán acceder a la recompensa en unidades de nuevas criptomonedas. Otras criptomonedas como Bitcoin Cash, Litecoin y Dogecoin también son minadas con el consenso PoW.

Por su parte, la Prueba de Participación, que impulsa criptomonedas como Cardano y Solana, establece la presencia de validadores, en lugar de mineros, que son los nodos que participan en la red para validar las transacciones por cada bloque, una selección que se produce de manera aleatoria entre los validadores que cumplan con los criterios del consenso, como por ejemplo, tener bloqueada una cantidad particular de la criptomoneda o el tiempo que lleven en la red, entre otras consideraciones. La Prueba de Participación surgió con la idea de darle escalabilidad a la cadena de bloques. Es importante señalar, que Ethereum con su actualización a ETH 2.0, está impulsando el cambio de PoW a PoS.

A diferencia de PoW, en el algoritmo PoS todos los nodos trabajan intensamente para resolver los problemas matemáticos en la cadena de bloques, mientras que tendrá mayores oportunidades aquellos que cuenten con más recursos o tenencias de la criptomoneda dentro de la blockchain. Asimismo, la PoS requiere menos consumo energético y potencia computacional que PoW, por lo que se reconoce como un algoritmo de consenso mucho más amable con el medio ambiente.

Claves para empezar a minar y consideraciones a tomar en cuenta

Potencia computacional, equipamiento básico y refrigeración

Una vez entendido el proceso técnico tras la minería de criptomonedas, es importante tomar en cuenta ciertas consideraciones previas antes de aventurarse en el proceso. En el caso de Bitcoin, por ejemplo, la potencia computacional requiere el equipamiento de mineros ASIC (Circuito Integrado para Aplicaciones Específicas), que cuentan con chips integrados capaces de procesar la alta necesidad de potencia informática de la red BTC. Por su parte, para Ethereum, aunque cuenta con equipos ASIC enfocados en su minería, aún es posible minar utilizando GPU (Unidades de Procesamiento Gráfico) o tarjetas gráficas, requiriendo también de capacidad computacional.

En este sentido, es importante contar con poder informático y equipos de computación, bien sea para armar un rig de minería ASIC o GPU, donde es fundamental adquirir un equipamiento básico que te permita procesar todo el trabajo inherente a nivel de hardware y software, dependiendo de cuál criptomoneda desees minar, por lo que es recomendable visualizar, por ejemplo en el caso de una GPU, aspectos clave como las mejores placas base mineras, contar con gran procesador, memoria RAM y una fuente de poder de calidad. Además, es importante contar con un software de minería y una billetera para almacenar tus criptomonedas que sean seguros.

De igual manera, el intenso trabajo de la minería de criptomonedas, requiere considerar primero, el espacio habilitado para instalar el rig de minería, tomando en cuenta especialmente cuenta con la ventilación óptima o no para instalar equipos que estarán trabajando 24/7, por lo que a su vez, también se debe considerar dotar el equipamiento de capacidades centradas en la refrigeración y el enfriamiento, ya que la alta carga de trabajo, significará un incremento considerable en su temperatura, especialmente tomando en cuenta el alto nivel de procesamiento, por lo que un sistema de refrigeración o o sistemas de enfriamiento líquido pueden ser necesarios para evitar que los equipos puedan sobrecalentar, desmejorar su rendimiento o simplemente dejar de trabajar.

Costes de energía, estabilidad de Internet y análisis de rentabilidad

De igual forma, una vez establecido cuál será el equipamiento básico para la minería, es importante estudiar todos los elementos asociados a la ejecución del proceso, como por ejemplo, los costes de energía, es decir, la electricidad que se necesita para realizar el proceso y cómo puede influir el funcionamiento de los equipos en el pago de la electricidad. También es clave contar con una estabilidad de Internet que garantice la conexión entre los equipos y su ejecución en la red.

En este punto, tomando en cuenta ambos factores, sumado además a otras claves como cuál es la criptomoneda que se minará, la proporción consumo-recompensa y la inversión inicial, permitirá entonces hacer un análisis de rentabilidad, lo que a ciencia cierta ofrecerá un panorama completo sobre la viabilidad de la minería en cada caso particular.

Pools de minería

Tener el mejor dispositivo de minería y la mayor potencial computacional, no son garantía de lograr procesar transacciones y obtener recompensar dentro las redes como la de Bitcoin, ya que el poder de procesamiento de un minero es prácticamente insignificante en comparación con el resto de los participantes, por lo que para consensos como PoW de Bitcoin, los mineros apuestan por conectarse con otros grupos de mineros para llevar a cabo la actividad en conjunto a través de pools de minería, lo que significa más poder de hashrate y mayor probabilidad de resolver los problemas matemáticos para validar los bloques. Los pools reparten las recompensas de manera equitativa entre los mineros, de manera acorde a su poder de minado.

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast

Abre una cuenta en Binance y recibe 10% de descuento en comisiones con nuestro Link