Los indios Navajo de Estados Unidos y la minería de Bitcoin

Los nativos indígenas Navajo de Estados Unidos buscan en el Bitcoin una manera de ejercer soberanía usando dinero sólido en su territorio por medio de el minado digital. Según el documental de Compass Mining que se muestra a continuación, este año han duplicado el tamaño de sus instalaciones a 3000 mineros desde que iniciaron operaciones en el año 2017, contando con el apoyo de la compañía canadiense West Block.

 

Según este documental, la Nación Navajo tiene muchas carencias. No son propietarios de la tierra en la que habitan, por ejemplo. Se suman a este acontecimiento algunos porcentajes que reflejan ciertas dificultades, según fuentes:

Si bien Bitcoin no es la panacea, si resuelve dos de los principales problemas que tiene esta comunidad, como lo ilustra este Tweet del creador del documental, Will Foxley:

Bitcoin no es un mesías en la Nación Navajo, pero resuelve dos problemas que la reserva de nativos americanos ha enfrentado durante los últimos dos siglos: energía y finanzas.

Según la Wikipedia:

La Nación Navajo (en navajo: Naabeehó Bináhásdzo, nombre oficial: Diné Bikéyah: «País navajo» y en inglés: Navajo Nation) es una reserva india de Estados Unidos que cubre 71 000 km², que ocupa partes del noreste de Arizona, el sureste de Utah y el noroeste de Nuevo México. Es el área territorial más grande que está en manos de una tribu de nativos americanos, con una población de alrededor de 350 000 habitantes en 2016. Desde 2019, su presidente es Jonathan Nez.1

Si bien los Navajo se dan su administración política, no son propietarios del territorio y usan el dólar estadounidense como moneda de curso legal. Adicionalmente​, es un territorio rico en reservas de uranio y carbón que si bien han sido extraídos para usos energéticos, su extracción por parte del gobierno de estados Unidos a lo largo de décadas, ha dejado tierras contaminadas, y ningún beneficio a dichos habitantes, según lectura extraída de Wikipedia.

Respecto al aspecto del dinero, las tribus han tenido problemas en adoptar herramientas financieras, a la vez que se les impide acceder a ellas por el problema de la soberanía nacional. Entre otras dificultades, les preocupa que el hecho de aceptar un estatuto bancario, ya sea de la Reserva Federal o de la oficina del contralor de la moneda (OCC) entrara en conflicto con su estatus de reserva india. Esto origina adicionalmente disputas y problemas de interpretación por no saber si dilucidarse los desacuerdos en tribunales federales o en tribunales de la reserva, sin garantías de debido proceso.

Estas cuestiones llevan a las tribus fuera del sistema financiero tradicional.

Según el documental, el 58% de la energía de la mina proviene de una granja solar. La minería de Bitcoin incentiva el uso de energías renovables en la Nación Navajo para reemplazar el carbón, redundando en beneficios energéticos, financieros y de empleos para los habitantes de ese territorio, los cuales usan Bitcoin para inversiones en servicios públicos, creando así una economía circular.

 

Los habitantes de la Nación Navajo tienen mucho arraigo de su tierra. No obstante, en ese lugar no hay muchas opciones de empleo…hasta que llegó Bitcoin. En palabras de Foxley:

«La mina ahora alberga alrededor de 3.000 máquinas. La instalación emplea actualmente a dos empleados a tiempo completo. Con la expansión, ese número aumentará a once. Ese dinero luego fluye de la mina a los trabajos locales, lo que genera aún más entusiasmo «.

Según lo informado recientemente por este portal, Estados Unidos es el país líder en hashrate Bitcoin a nivel mundial, esto se debe en buena parte al movimiento a favor de la industria minera de Bitcoin en ese país, actividad donde los Navajo son protagonistas.

Salir de la versión móvil