Facebook y el largo camino para conquistar a los reguladores y las personas con respecto a Libra - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Facebook y el largo camino para conquistar a los reguladores y las personas con respecto a Libra

El camino para Facebook y su iniciativa Libra, luce cada vez más áspero, recuperar confianza con una credibilidad tan trastocada, es una tarea difícil

Facebook y el largo camino para conquistar a los reguladores y las personas con respecto a Libra
Comparte este post en tus redes sociales

Para Facebook, el anuncio del lanzamiento de una moneda virtual, el proyecto de criptomoneda Libra, ha despertado una serie de repercusiones a su alrededor que no dejan indiferente a nadie, desde ciudadanos a empresas, pasando por reguladores y gobiernos, que ven a la empresa liderada por Mark Zuckerberg como una amenaza, y en muchos casos como poco confiable, por lo que el camino para el gigante de medios sociales con respecto a Libra, es largo y tedioso

Uno de los puntos centrales para entender el escenario de Facebook y el proyecto Libra, parte de la gran desconfianza que gira al rededor de la empresa, luego de numerosos escándalos en su entorno, especialmente con respecto al manejo de los datos de sus usuarios, un problema que sin duda alguna ha posicionado en un muy mal lugar a Facebook ante autoridades y ciudadanos.

El caso más emblemático, es el escándalo de Cambridge Analytica, conocido a estas alturas como una de las manchas más difíciles de borrar para Facebook. Compartir de forma inapropiada los datos de 87 millones de usuarios a la empresa de consultoría política, le ha llevado finalmente a pagar una multa récord de 5.000 millones de dólares, ordenada por la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC), luego de las malas prácticas en manejo de seguridad de datos.

Es por esto, por los datos personales, por la seguridad de información sensible, que los cuestionamientos entorno a Facebook no cesan, y posiblemente no lo hará en el futuro inmediato. Para una empresa que tiene más de 2.400 millones de usuarios activos en el mundo, además de complementar su poderío sobre medios sociales con plataformas como Whatsapp, Instagram y Messenger, el control y la forma en que la gigantesca cantidad de información que poseen sobre los usuarios, se protege y gestiona, es esencial para comprender que cualquier brecha o mala práctica, será señalada con severidad.

Convencer a los inversionistas y reguladores: tarea para Zuckerberg

Facebook está prácticamente obligado a convencer a todo el mundo, de que puede generar confianza en torno a una plataforma como Libra, con una Asociación Libra de la que aún se esperan mayores detalles sobre su funcionamiento, incluso desde los reguladores en Suiza, país donde se registró la sede de la organización, pero también que puede generar confianza con respecto al manejo de información, esencialmente la razón de las miradas de recelo por parte de reguladores, más allá de los cuestionamientos que forman parte de la operatividad de Libra.

Recientemente, David Marcus, el líder del área blockchain de Facebook, estuvo recibiendo todo el rigor de las dos Cámaras del Congreso estadounidense, en un escrutinio que condensaba las dudas de la clase política norteamericana con respecto a Facebook y al ecosistema Libra. Más allá de las promesas de Marcus, las dudas seguirán su causa debido a que la reputación de Facebook lo sitúa muy mal en este momento, y especialmente al lanzar una plataforma que promete llevar a otro nivel el concepto de dinero, los pagos y el comercio digital.

En la reciente reunión sobre las ganancias del segundo trimestre de 2019 de la compañía, las interrogantes sobre Libra llegaron por parte de inversionistas y analistas, con dudas en torno al impacto de la oposición recibida hasta el momento sobre el proyecto y los tiempos de lanzamiento de la misma tomando esto en cuenta. Ante la interrogante, el mismo Mark Zuckerberg explicó, durante una sesión de preguntas y respuestas, lo que se espera, y es un largo camino «sin importar cuánto tiempo tome», para convencer a los reguladores, atender las dudas y elegir el mejor camino para avanzar.

Hemos abierto un período de – sin importar cuánto tiempo se tome – para abordar los reguladores y los diferentes expertos y las preguntas de los constituyentes sobre esto y luego averiguar cuál es la mejor manera de avanzar (…) Y eso es ciertamente lo que planeamos hacer con Libra. Así que trabajamos con los otros 27 miembros de la Asociación para publicar el libro blanco para publicar la idea, esperando que esta sea un área muy importante y fuertemente regulada y que haya muchas preguntas. Y vamos a tener que trabajar a través de eso. Así que creo que actualmente estamos en el proceso de hacer eso. Estamos tratando de proporcionar un producto seguro, estable y bien regulado, por lo que siempre ha sido la estrategia y continuaremos participando aquí

De igual forma, días atrás, el mismo David Marcus, durante su audiencia en el Senado estadounidense, había explicado que Facebook no tiene intención de lanzar la moneda digital, hasta cumplir con todas las exigencias de los reguladores. Sin duda alguna, un proceso que no será corto, ni fácil.

Falta de confianza generalizada

Los desafíos de credibilidad de Facebook avanzan además en la sociedad, donde a pesar de ser una de las plataformas sociales más grandes del mundo, la reputación y los precedentes le afectan en la opinión pública generalizada, donde hasta los usuarios ven con cierto recelo la iniciativa de Libra, como es el caso en los Estados Unidos, donde una encuesta reciente de la firma CivicScience, señala que sólo el 2% de los encuestados confía en la billetera Calibra y el proyecto de criptomoneda Libra de Facebook, por encima de Bitcoin.

De igual forma, en la misma encuesta, un 77% de los consultados aseguró no confiar en Facebook en materia de privacidad, lo que significa un problema estructural para la confianza de una plataforma que, esencialmente, debe ofrecer garantías en este sentido -y otros- gracias a la tecnología blockchain.

No solamente en Estados Unidos tienen dudas y desconfianza con respecto a Facebook y Libra, ya que una encuesta también realizada recientemente en Alemania, arrojó un amplio rechazo para la empresa de medios sociales, con un 78% de los encuestados alemanes valorando de forma negativa y tachándola de «mala influencia». De igual forma, un cercano 71% se muestran escépticos con respecto a Libra, según los resultados ofrecidos por la firma alemana financiera Bürgerbewegung Finanzwende.

¿Podrá Facebook superar los obstáculos y recuperar confianza?

Sin duda alguna, esta interrogante luce bastante difícil de responder para las aspiraciones de la empresa, debido a que, por un lado, tiene una gran tarea por delante, al demostrar que puede realmente desarrollar la plataforma de manera transparente, sin brechas de seguridad ni malos tratos de datos e información sensible, que involucra aspectos financieros, sino además, convencer a los reguladores, autoridades y ciudadanía de que puede hacerlo y haciéndolo con una iniciativa funcional, íntegra y que puede sobrevivir a una banca tradicional que mira de cerca la amenaza de un sistema alternativo, por más que Facebook insista en que no buscan competir con ellos en este sentido.

Para la compañía, el camino, en todos los sentidos, luce como una puesta a prueba a su capacidad por demostrar a los reguladores y autoridades, primero, que no entrará en el terreno de los malos manejos de información con respecto al ecosistema Libra, y por otro lado, surgir como una herramienta digital válida para las personas, generando confianza en la divisa digital, cosa que al final, será determinante para medir el éxito o fracaso de la iniciativa, que al parecer puede que no vea luz dentro de los tiempos establecidos por Facebook, para el primer trimestre del 2020, luego de las dudas a su alrededor. Convencer no es fácil, menos cuando tienes una reputación negativa encima como la de Facebook.

Imagen: cortesía

Únete a nosotros en Telegram y Twitter