En Suecia, un comerciante criptográfico debe pagar hasta un millón de dólares en impuestos a la Agencia Tributaria - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

En Suecia, un comerciante criptográfico debe pagar hasta un millón de dólares en impuestos a la Agencia Tributaria

En Suecia, un comerciante criptográfico debe pagar hasta un millón de dólares en impuestos a la Agencia Tributaria
Comparte este post en tus redes sociales

Desde el 2018, la Agencia Tributaria Sueca (STA), redobló su vigilancia a empresarios criptográficos en el país europeo, que significó la aparición de demandas por impuestos millonarias por parte del regulador, como es el caso de Linus Dunker, un empresario criptográfico sueco, que recibió una factura por casi un millón de dólares 

Comenzando en el año 2014, Dunker ha realizado comercio de Bitcoins por un valor de 25 millones de coronas, moneda oficial sueca, cerca de 3 millones de dólares, obteniendo un beneficio moderado de las operaciones, pero la Agencia Tributaria de Suecia, demanda un total de 8 a 10 millones de coronas – desde 800 mil hasta más de un millón de dólares- en impuestos, un 300% más de sus ganancias totales, aseguró Dunker a medios locales.

El regulador, se ampara en la ley para aplicar el aumento de la carga fiscal, alegando que Dunkers no dedujo el precio de su compra inicial de bitcoin, que se pagó en efectivo, algo que según las leyes del país europeo, aumenta el gravado.

«Es absurdo. Pagaré el 300 por ciento de las ganancias en lugar del 30 por ciento, no debería ser legal»

Dunkers, quien ya había recibido notificaciones en el pasado de la Agencia Tributaria, asegura que las leyes fiscales suecas no estaban claras sobre dónde se encontraba exactamente el comercio de criptografía, y pensó que serían clasificadas como una «actividad de hobby». No fue hasta el 2016, dice, que llegó la Agencia Tributaria, y le dio instrucciones para archivar sus operaciones criptográficas bajo la categoría de ingresos de capital.

Luego de esta notificación, incluyó sus operaciones criptográficas en los formularios de impuestos, pero como todavía no sabía cómo declarar exactamente las operaciones, incluyó una nota que aceptaba las correcciones si sus informes eran incorrectos. Posteriormente, aseguró que no obtuvo respuesta hasta 2018, cuando la agencia tributaria lo auditó y decidió cobrarle impuestos a cerca del 300% de las ganancias en lugar del 30%, como había esperado.

Finalmente, el comerciante criptográfico sueco explicó que la STA trata sus operaciones como comerciales, y no personales, lo que significa un aumento significativo en los impuestos correspondientes, y además, señaló que planea vender acciones de su compañía, así como buscar algunos préstamos, para pagar el monto fijado por la agencia antes de la fecha límite, el 28 de febrero, mientras que buscará la ayuda de la comunidad criptográfica a lo largo del año, para levar a cabo el proceso legal que plantea realizar.

Únete a nosotros en Telegram y Twitter