Las criptomonedas llegan a la financiación cinematográfica - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Las criptomonedas llegan a la financiación cinematográfica

La tecnología de la cadena de bloques gana adeptos gracias a sus garantías de seguridad

Las criptomonedas llegan a la financiación cinematográfica
Comparte este post en tus redes sociales

Un proyecto argentino apuesta por este sistema para buscar financiación.

Desde su aparición hace ya una década, las criptomonedas han ido ganando terreno en múltiples ámbitos. Superado el recelo inicial, las divisas digitales se han ido expandiendo y el conocimiento sobre su funcionamiento es cada vez mayor entre la ciudadanía. De hecho, en la Argentina se puso en marcha hace unos años la Bitcoineta, una iniciativa que trataba de acercar esta tecnología a las zonas más rurales y apartadas del país. Proyectos similares han ido apareciendo en diferentes partes del mundo, tratando de democratizar la blockchain y hacerla lo más accesible posible.

La seguridad que ofrecen las criptodivisas es el motivo principal por el cual los usuarios optan por este sistema. La cadena de bloques ofrece anonimato, transparencia y transacciones con un riesgo mínimo, campo en el que ya se lleva trabajando desde hace años en todos los negocios que operan en internet con la puesta en marcha de medidas como los Token de seguridad o los RNG, estos últimos empleados tanto para crear contraseñas como en ámbitos como el barajado de cartas de los operadores de juego. Este plus de confianza es uno de los motivos por el cual las campañas de mecenazgo han comenzado a explotar esta posibilidad, de tal forma que aquellos que quieran aportar su granito de arena a un proyecto en concreto puedan hacerlo a través de criptodivisas.

Este es el caso de la cinta argentina “El olor del pasto recién cortado”, cuya productora termina de lanzar una campaña de crowdfunding en la que se permite la inversión de terceros a través de tokens. De esta forma, Tresmilmundos Cine se ha asociado con la plataforma SeSocio, publicando una oferta de inversión que tiene como objetivo final alcanzar 90.000 IUSD, un token de uso interno de la propia plataforma que está relacionado directa y proporcionalmente con el valor del dólar estadounidense. 

Todos aquellos que quieran invertir en la que está considerada como la primera cinta argentina en estar tokenizada sobre blockchain pueden hacerlo a través de tres criptomonedas diferentes: Bitcoin, Ether o Litecoin. Desde la plataforma se explica que el retorno de esta financiación será de entre un 11% y un 22% en función al volumen económico recaudado por la película en taquilla y a posibles acuerdos de distribución con plataformas de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video. Además, no existe una aportación mínima, lo que permite que la gente pueda colaborar dentro de sus posibilidades, y todo el proceso se realiza a través de SeSocio. De esta forma, la plataforma envía el dinero recibido a un fideicomiso, de donde la productora obtiene los fondos necesarios para la producción de la película. Una vez estrenada, Tresmilmundos Cine retornará tanto el dinero recibido como los intereses a la plataforma, que será la encargada de repartir los beneficios entre los participantes del mismo modo en el que fueron aportados.

Con esta medida, Celina Murga, directora de la cinta, espera poder llevar a la gran pantalla esta historia protagonizada por Dolores Fonzi. Cabe destacar que el proyecto recibió una ayuda por parte del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina (INCAA), pero es insuficiente para poder llevar a cabo la totalidad de la obra.

 

Las criptomonedas llegan a la financiación cinematográfica

Si bien en Argentina este tipo de financiación colectiva es totalmente novedosa, no es el único país en el que este tipo de prácticas comienzan a tener visibilidad. De hecho, en España, recién viene de informarse sobre el empleo de la blockchain para registrar los derechos de un cortometraje. En este caso no se trató de conseguir fondos para su realización, sino que se usó la cadena de bloques para certificar los derechos de autor, tanto del guion como del cortometraje, que responde al título de “La Fièvre”. Toda la operación se hizo a través de la startup SmartRights, que ofrece servicios de certificación, protección y monetización de contenido digital a través de la blockchain.

Está claro que estos proyectos no hacen sino confirmar el avance de las criptomonedas en el sector económico, cada vez más abierto a trabajar con esta tecnología.

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast

Abre una cuenta en Binance y recibe 10% de descuento en comisiones con nuestro Link