¿Podrán las stablecoins respaldadas por fiat pasar a salvo de la SEC y la CFTC?

Stablecoins
Comparte este post en tus redes sociales

En un análisis provisto por Crypto New Media, hacen un examen bastante llamativos sobre las stablecoins y su futuro.

En los últimos meses, las stablecoins han aumentado de tamaño y variedad. Todo ello gracias a las ofertas de alto perfil de empresas como Circle, Paxos y Gemini. Incluso los bancos tradicionales se están uniendo a la acción. JP Morgan recientemente anuncio su propia stablecoin llamada, JPM Coin. Con esto, todo parece indicar que frente al invierno de las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum, el mundo de las stablecoins crece y crece.

En el informe indican que si bien hasta ahora, las stablecoins han evitado en gran medida el escrutinio público. Principalmente las críticas de organismos como la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) y la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías (CFTC). Estos han centrado su atención en las numerosas cuestiones que surgieron de la burbuja ICO de 2017. Sin embargo, las SEC y la CTFC han empezado a mostrar interes en las stablecoins. Pues han visto mayores entradas de capital y adopción en la industria. Con ello es posible que la SEC y la CFTC examinen estos proyectos con más detenimiento para saber si cumplen con la ley.

Un hecho que puede ser desafortunado para los proponentes de stablecoin. Pues las agencias como la SEC y la CFTC a menudo se apresuran a hacer valer su jurisdicción sobre las nuevas innovaciones financieras. Incluso si su intervención puede no servir a los mejores intereses de una industria emergente. Las stablecoins promete muchos de los mismos beneficios que otras criptomonedas. Especialmente una poca volatilidad de precios en los mercados criptográficos. A través de esta combinación, las stablecoins pueden satisfacer la demanda de monedas fiduciarias de alta calidad en partes del mundo con acceso limitado al sistema financiero mundial, como Irán o Venezuela.

Las Stablecoins también pueden ser útiles para las bolsas criptográficas que quieran ofrecer pares de negociación basados en fiat. Al tiempo que reducen su compromiso con las instituciones financieras heredadas. Para mantener su vinculación uno a uno con las monedas fiat, la mayoría de las monedas establecoins utilizan un modelo algorítmico, cripto-colateralizado o colateralizado con fiat. Las monedas estables con garantía fiat están respaldadas por monedas fiduciarias reales. Las cuales son mantenidas en reserva por los emisores de las monedas fijas.  Mientras que las monedas fijas con garantía criptográfica están respaldadas por activos digitales bloqueados en contratos inteligentes. Por el contrario, las bobinas estables algorítmicas no están respaldadas por ningún tipo de garantía. En cambio, utilizan varios mecanismos para expandir o contraer su suministro circulante según sea necesario para mantener un valor estable.

Pero la SEC ya les ha puesto un ojo. En abril de 2018, un proyecto algorítmico de stablecoin llamado Basis apareció en los titulares cuando recaudó 133 millones de dólares de varios fondos prominentes y empresas de riesgo. Pero, solo ocho meses después, Basis cerró inesperadamente y devolvió su capital restante a los inversores. La razón, según el CEO de Basis, Nader Al-Naji:

Nos reunimos con la SEC para aclarar muchas de nuestras ideas y tuvimos la impresión de que no seríamos capaces de evitar la clasificación de valores.

No es difícil ver por qué la SEC puede ver a Basis a través del lente de una oferta de valores. El protocolo Basis fue diseñado para mantener la estabilidad mediante la subasta de «bonos» y «fichas de acciones». Mientas los inversores se beneficiarían al tiempo que Basis mantuviera su vinculación. Tokens como estos podrían calificar como «contratos de inversión» bajo la ley de los Estados Unidos. Y por lo tanto pueden caer dentro de la definición de un valor.

Al parecer, el equipo de Basis decidió que los requisitos reglamentarios impuestos por esa clasificación eran demasiado onerosos para superarlos. A pesar del sorprendente final de Basis, no ha tenido mucha discusión en la industria de la criptografía. Especialmente para ver cómo las leyes de valores y materias primas de Estado Unidos podrían aplicarse a las stablecoins. De hecho, la mayoría de los actores de la industria parecen dar por sentado que están a salvo. Una suposición que puede resultar peligrosa y que demuestra la necesidad de establecer un marco regulatorio para las criptos en general.