Una prohibición de Bitcoin por parte de Donald Trump es factible, pero poco probable, asegura un economista - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Una prohibición de Bitcoin por parte de Donald Trump es factible, pero poco probable, asegura un economista

El economista Alex Krüger analiza un posible escenario de prohibición para la criptografía por parte del presidente de los Estados Unidos

Una prohibición de Bitcoin por parte de Donald Trump es factible, pero poco probable, asegura un economista
Comparte este post en tus redes sociales

Recientemente, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emitió comentarios con respecto a Bitcoin y las criptomonedas en general, declarándose «no fanático» de éstas, lo que ha despertado diversos análisis al respecto del potencial de la criptodivisa, mientras que el economista Alex Krüger explicó a través de redes sociales un escenario en donde el presidente Trump decidiera prohibir Bitcoin y criptomonedas en general

Por medio de su cuenta en la red social Twitter, Alex Krüger señala en una serie de mensajes los diversos escenarios que deben plantearse, en caso de que Donald Trump decidiera aplicar una prohibición a Bitcoin y el resto de las criptomonedas, asegurando que se trata de una medida posible, pero que considera la posibilidad de la prohibición como «extremadamente baja», aunque señala que la probabilidad aumentó durante la última semana.

Krüger comienza señalando que el Gobierno de los Estados Unidos no puede prohibir el código de Bitcoin, pero que podría apuntar a las rampas fiat, y describe la situación:

Por ejemplo, los reguladores estadounidenses podrían determinar que los activos criptográficos son demasiado volátiles para ser vendidos a inversores minoristas (no acreditados), y dar un fuerte golpe a los intercambios de criptodivisas

De igual forma, Krüger explica que las obstaculizar rampas fiat pueden ser un punto clave para una hipotética prohibición criptográfica:

Trump también podría ir tras las onramps fiat, simplemente prohibiendo a los bancos el servicio de las bolsas criptográficas, o exigiendo a los bancos que no anoten los intercambios a menos que se cumplan las condiciones xyz (y lo hagan prácticamente imposible)

Por otro lado, apunta que Trump podría utilizar su condición presidencial para emitir una orden ejecutiva, que prohiba a las personas comerciar con Bitcoin, algo que ya hizo con la controversial criptomoneda Petro, creada por el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, pero de la que se conoce muy poco a nivel de operatividad real.

Tres puntos claves

Más adelante en su análisis, Krüger apunta a tres implicaciones que se presentan con las criptomonedas, y cómo éstas esencialmente, eluden el sistema bancario, y luego detalla que la primera clave, es precisamente por la «amenaza» que son para éste, algo que tiene a la defensiva a las instituciones bancarias y financieras en el mundo, señalando el caso de Libra, la futura criptomoneda de Facebook, como un ejemplo para entender la primera implicación.

Seguidamente, dos claves más salen del «hilo» de mensajes que realizó el economista en Twitter. Como segunda clave, plantea que la criptografía disminuye la capacidad de Washington para imponer sanciones económicas, una ventaja competitiva esencial para la política exterior del gobierno estadounidense. En este punto, Krüger abre la interrogante: «el Presidente es el único responsable de la política exterior. ¿Podría aplicarse una prohibición como un acto de política exterior?»

En tercer y último punto, puntualiza la percepción de las criptomonedas como un vehículo para actividades ilícitas, como una clave para entender porqué el gobierno norteamericano plantearía una prohibición o una fuerte regulación para las criptomonedas, algo que incluso el mismo Trump mencionó en su reciente mensaje con respecto a la criptografía, Bitcoin, Libra y más.

Poca probabilidad de éxito

La conclusión de Krüger, apunta a una «extremadamente baja» probabilidad de que se pueda llevar a cabo una maniobra de este estilo por parte de Trump, explicando que la orden ejecutiva podría ser en camino más «viable» ante este escenario, pero que de ser así, Trump deberá convencer al Congreso y los legisladores estadounidenses de que Bitcoin y la criptografía representan un peligro real, ya que, añade, la orden ejecutiva puede ser «fácilmente anulada por el Congreso o los tribunales, ya que la autoridad del Presidente para emitir órdenes ejecutivas debe provenir de la Constitución o de la ley federal».

Únete a nuestro canal en Telegram