Blockchain y medio ambiente: tecnología con visión ecológica - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Blockchain y medio ambiente: tecnología con visión ecológica

La tecnología blockchain con sentido ecológico es una de las más novedosas implementaciones que se están realizando para impactar de forma positiva en la sociedad y el medioambiente a nivel global.

Comparte este post en tus redes sociales

El 2019 fue un año acontecido en el ecosistema blockchain en general. Aparecieron nuevos proyectos con distintas propuestas para impactar a nivel global en diferentes ámbitos de la sociedad.

Uno de los usos cada vez más pronunciados que se desea dar a esta tecnología es en el campo de la ecología para el cuidado del medioambiente.

Existen diversas propuestas realizadas a lo largo del 2019 y que prometen ayudar a buscar soluciones a un tema cada vez más sensible para la actual sociedad mundial, una que se encuentra en la carrera para evitar una catástrofe medioambiental de significativas consecuencias para la tierra.

¿Será la blockchain una de las tecnologías que ayudará a revertir el impacto de la contaminación y el calentamiento global?

Proyectos blockchain de habla hispana

Empresas emergentes y gobiernos están asumiendo la necesidad de ayudar a reducir la huella de carbono (CO2), la contaminación por desechos plásticos arrojados al mar o el uso inminente de energías renovables.

Tal es el caso de España, Argentina y Chile, países en los que están apareciendo iniciativas que buscan estrechar lazos entre la empresa privada y el gobierno para afrontar de manera conjunta un problema que es responsabilidad de todos. Entendiendo que esto no se puede afrontar de manera aislada.

En el caso de España hay varios proyectos en marcha. Por solo mencionar algunos, está el caso del banco Bankia, el cual está preparando un proyecto blockchain para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. El Centro Nacional de Energías Renovables (CENER) ha desarrollado GreenLedger, una plataforma que usa blockchain para registrar “…los diferentes eventos de una planta virtual de generación y almacenamiento de energía, donde sus componentes pueden estar ubicados en puntos geográficos muy distantes o incluso pueden pertenecer a diferentes compañías” (Quiros, 2019). A esto se suma la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos de España, que “…usará una blockchain para compensar la huella de carbono que deja esa entidad con sus servicios de envíos y encomiendas en territorio español” (Ibarra, 2019). Esto se hará de forma conjunta con el apoyo de dos empresas del sector privado: Climate Blockchain Initiatives y Acciona.

A estos proyectos se suman otros como los que ofrece El Corte Inglés, una tienda por departamentos que certificará el uso de energía renovable por medio de la blockchain. Greenb2e, empresa de Valencia, España, busca sustituir el uso de energías no renovables por otras más favorables al medioambiente. Por un lado, plantea monetizar el CO2 que no es enviado a la atmósfera, ayudando a la disminución en las emisiones de dióxido de carbono, y por el otro, “…calcula y tokeniza la energía sobrante de las actividades diarias empresariales para poder ser vendida a terceros” (Leal, 2019). Por último, el hotel Meliá se ha asociado también con Climate Blockchain Initiatives “…para que los huéspedes puedan canjear sus puntos del MeliáRewards para adquirir créditos de carbono y respaldar proyectos certificados para contribuir al medio ambiente” (Gómez, 2019).

Si nos vamos a Sudamérica, podremos apreciar otros proyectos. Tanto el sector público como el privado están interesados en usar la blockchain para impactar de forma positiva en el medioambiente. En Argentina, por ejemplo, entre varios proyectos que están en desarrollo en la actualidad, es posible apreciar la propuesta ya implementada de Ecodocta en la Universidad Católica de Córdoba, el cual busca otorgar el token Docta a aquellas personas que contribuyan a depositar envases reciclables en máquinas especialmente creadas para esto.

En cambio el gobierno chileno, a través de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), organismo dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, se plantea impulsar el proyecto Solar Token de la empresa Belinus, “…la cual planea lanzar una oferta inicial de monedas (ICO) para comercializar energía renovable, como la fotovoltaica, la cual produce electricidad directamente de la radiación solar” (Vanci, 2019). Solar Token es un token ERC20 sobre la blockchain de Ethereum, siendo la intención que su valor tenga “…un equivalente en kilowatts-hora de energía eléctrica producida únicamente en proyectos de generación sustentable” (Vanci, 2019).

Proyectos blockchain en otras partes del mundo

Existen otros casos que buscan incentivar a las personas a participar de forma activa en la disminución de residuos sólidos en el mar, un problema muy grave en el caso de Asia. Es así como en Filipinas, el tercer país del mundo con más residuos en el mar, Bounties Network ha implementado un programa que desea recompensar a todos aquellos que colaboren de forma activa en la recolección de basura en la bahía de Manila. Los incentivos se otorgan desde la blockchain de Ethereum, lo que puede incluso representar un sustento para algunos de sus voluntarios, quienes provienen de sectores económicamente desfavorecidos.

Por otro lado, la empresa holandesa de telas ecológicas Waste2Wear lanzó en septiembre del 2019 su primera colección de telas elaboradas con desechos plásticos del océano rastreables a través de blockchain.

A este escenario se suman noticias como la proveniente de Alemania, en donde el “…Partido Democrático Libre (FDP) de Alemania propone emitir una nueva criptomoneda llamada Arbil a cualquiera que elimine CO2 u otros gases de efecto invernadero de la atmósfera” (Cant, 2019). Sin olvidar la resiente noticia, en la que el CEO de Tron, Justin Sun, dijo de forma pública vía Twitter que donará un millón de dólares a la activista sueca Greta Thundberg, la creadora del movimiento internacional Viernes por el Futuro, con el fin de ayudar a aumentar la consciencia pública sobre el impacto del cambio climático.

La cadena de bloques no va a solucionar los problemas medioambientales, pero puede ser una forma diferente de generar incentivos a los participantes de los proyectos, así como dejar un registro transparente y público para verificar las acciones que se están ejecutando según lo ofrecido por cada proyecto involucrado en este tema.

 

Imagen de portada de Bill Oxford en Unsplash

Únete a nosotros en Telegram y Twitter