Input your search keywords and press Enter.

IBM se une nuevamente a Blockchain para lanzar aplicación que verifique cadena de suministro de joyas

Un nuevo proyecto se une a la tan famosa tecnología Blockchain de la mano de IBM. Se trata de una asociación de empresas que registran todo el proceso de la cadena de suministros de una joya, desde la mina hasta la tienda. La corporación multinacional de tecnología informática con sede en Nueva York, se encuentra trabajando en una plataforma donde el cliente al escanear el código QR de la joya que desea adquirir consiga un registro completo de toda la vida del producto.

El proyecto que ha sido llamado TrustChain, cuenta con un grupo de empresas especializado en el suministro de cadenas conformado por Asahi Refining, refinador de metales preciosos; Helzberg Diamonds, una joyería minorista de USA; LeachGarner, proveedor de metales preciosos y The Richline Group, fabricante global de joyas. IBM lanzó el 26 de abril de 2018 la cadena de bloques que permite validar y registrar la procedencia de joyas que funcionará a través de una colaboración por parte la consultoría de seguridad UL Labs.

La innovación que ha estado siendo evaluada desde hace un tiempo, según su Gerente General de Servicios, Jason Kelley, será la primera aplicación Blockchain de la compañía que estudie el desarrollo de un producto de principio a fin para proporcionar confianza a los compradores. Si, existen otros sistemas de autenticación de joyas pero se caracterizan por ser fragmentados mientras que TrustChain está diseñada para generar una evaluación completa y uno de los beneficios de este soporte es que es mucho más eficiente al momento de procesar el registro.

Además, para evitar que sucedan operaciones fraudulentas con las joyas  TrustChain ofrece un mecanismo donde los participantes verifiquen la validez de cada transacción, en cada paso del camino del producto.

“Si hay una disputa, en lugar de llamar y seguir el proceso de una manera manual, el cliente puede hacer click en una cadena y ver de forma inmediata lo que está ocurriendo en torno a esa disputa. Eso reduce la cantidad de pasos en el proceso y acelera lo que ha sido un esfuerzo manual y cargado de papel“, explicó Kelley.

De igual manera, Kelley dice que el nivel de confianza en este nuevo proyecto es de suma importancia por la exigencia que tienen los consumidores de joyas por lo cual quieren asegurarse de que el diamante o el metal precioso de la joyería no haya sido extraído por mano de obra explotada, sino de forma sostenible. Estudios han comprobado que los compradores de joyas están dispuestos a pagar más con tal de estar seguros de contar con un sistema transparente y confiable.