Bitcoin vs Blockchain, una batalla prematura e innecesaria - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Bitcoin vs Blockchain, una batalla prematura e innecesaria

Un debate en la comunidad de criptomonedas que sigue activo, pero resta mucho más de lo que suma

Bitcoin vs Blockchain
Comparte este post en tus redes sociales

Mucho se ha discutido sobre este par de palabras desde que apareció Bitcoin en los foros de internet gracias a Satoshi Nakamoto. Diez años después, se siguen gestando los debates «Bitcoin vs Blockchain» no solo en estos espacios de la web y en las conferencias y meetups de criptomonedas, sino también en los tabloides de los medios de comunicación tanto tradicionales como especializados.

En el Whitepaper publicado a finales de la década pasada, el término “Blockchain” no aparece en ninguna de las nueve páginas del documento. A pesar de que “block” y “chain” aparecen 67 y 27 veces respectivamente, Nakamoto las usó de manera separada y lo más cercano es la frase “chain of blocks”.

Blockchain como una sola palabra aparecería más adelante en 2016, y se popularizaría a través de la prensa tradicional en su búsqueda por diferenciar la tecnología de cadenas de bloques de las criptomonedas.

Bitcoin vs Blockchain ¿Pueden ser separados?

Bitcoin (iniciando en mayúscula), es definida como una tecnología de bases de datos replicadas que almacenan libros de contabilidad, cuyas páginas (o bloques) están enlazadas (o encadenados) por seriales que son generados gracias a funciones de matemáticas criptográficas. Esta es la definición que prefieren los puristas o maximalistas.

Por otro lado, bitcoin (en minúscula), es la moneda o “token” que se registra en esta base de datos anteriormente mencionada. Esta es en cambio la definición que muchos otros utilizan para diferenciar precisamente a bitcoin (la criptomoneda) de Bitcoin (la tecnología).

Por supuesto, para la amplia mayoría de los maximalistas es imposible separar la tecnología del simple token. Es decir, que Bitcoin y bitcoin existen solo como diferencias semánticas que se usan para una mejor comprensión de los conceptos técnicos y económicos de la criptomoneda. Bajo esta lógica, el debate Bitcoin vs Blockchain carece de sentido, pues no existe criptomoneda sin cadena de bloques.

No obstante, la gran mayoría sí diferencia a ‘Blockchain’ como el nombre de la tecnología que usa, entre otros proyectos, la criptomoneda ‘bitcoin’. Es por ello que hoy conocemos al ether (ETH), el token o criptomoneda que se registra en la blockchain del proyecto Ethereum, por ejemplo.

Esta diferenciación ya aplicada de manera técnica, no solo fue útil para la aparición de las altcoins, criptomonedas alternativas a Bitcoin, sino que además permitió desglosar y estudiar cada una de las partes para identificar y maximizar las numerosas ventajas del uso de las cadenas de bloques.

Bitcoin: La importancia del pionero

Al ser Bitcoin el primer proyecto de software que estableció una cadena de bloques de manera exitosa, al menos por 10 años, por supuesto que tiene un peso muy importante en la comunidad de criptomonedas. Tanto así, que muchos se abalanzan a catalogar a las altcoins directamente como shitcoins, resaltando que cualquier otro proyecto que no sea Bitcoin es simplemente un fraude.

Opiniones algo extremas y que a mi juicio reflejan una visión limitada de lo que puede ofrecernos toda esta tecnología.

El Internet en sus inicios era poco más que una herramienta para enviar correos electrónicos, pero con el pasar del tiempo fueron apareciendo nuevos proyectos y compañías que presentaron usos alternos a la simple mensajería y ofrecieron innovación a la tecnología en general.

De forma similar Blockchain actualmente da sus primeros pasos como una tecnología para transferir valor de manera digital, pero por supuesto esta herramienta tiene potencial para hacer mucho más que eso, y es acá donde la aparición de nuevos agentes públicos y privado que sumen será determinante para trazar el rumbo definitivo de las cadenas de bloques.

Bitcoin, entendido como el proyecto líder y pionero de criptomonedas, se ha alimentado de los esfuerzos ejecutados para el crecimiento de diversas criptomonedas alternativas que sí han mostrado innovación y desarrollo a nivel técnico, así como inversión y utilidad a nivel económico.

Si bien es obvio que en el ecosistema proliferan cantidad inmensa de proyectos que no ofrecen soluciones reales y tampoco suman al crecimiento de estas nuevas tecnologías, no podemos negar que las altcoins sí han logrado sumar, y por ende fortalecer, a Bitcoin y las criptomonedas en general en las áreas técnicas y bursátiles.

Blockchain ¿la panacea corporativa?

Al resaltar la cadena de bloques por encima de la criptomoneda, estamos abandonando la naturaleza bursátil del token. Lo cual nos permite concentrarnos mejor en propiedades como la privacidad de los usuarios, la seguridad de los registros, la velocidad de escritura en las bases de datos y más.

Esto por supuesto se adapta más a las necesidades corporativas que no necesitan que el token de una blockchain tenga un valor en el mercado, sino que tan solo funcione como una herramienta de transferencia de información entre sus partes o nodos.

Pero ¿es necesario entonces una cadena de bloques? ¿no basta con una simple base de datos?

Es acá donde más se genera la discusión «Bitcoin vs Blockchain» por parte de los entusiastas y defensores de las criptomonedas, que además es alimentada por las continuas alabanzas del sector corporativo hacia la tecnología blockchain. Aun cuando no se han establecido soluciones realmente útiles y de impacto empleando cadenas de bloques.

Sin embargo, estamos por supuesto en momentos prematuros del desarrollo de esta tecnología. Las empresas que están interesadas en blockchain por supuesto que van a hacerlo de forma comedida, mediante el uso de prototipos e intentando realizar pruebas en ambientes controlados para evaluar resultados a futuro.

Pues aún estamos dando los primeros pasos en el desarrollo y crecimiento de Bitcoin, las criptomonedas, cadenas de bloques y estas nuevas tecnologías.

Algo sí es claro: Blockchain está catalogada por la prensa como el motor de la 4ta revolución industrial, pero la verdad es que actualmente la única cadena de bloques realmente sólida, segura y con la mayor descentralización de todas es Bitcoin.

Un debate que suma muy poco

Bitcoin nació como una tecnología diseñada para no depender de intermediaros innecesarios e indeseables en las transacciones de valor. Naturalmente al ser internet su campo natural de desarrollo, encontró miles de adeptos que entendieron su potencial gracias al inicial enfoque anárquico por parte de los primeros promotores de la herramienta.

Pero hoy no es solo Bitcoin, es también la comunidad y el mercado de las criptomonedas; además del ecosistema que se ha creado alrededor del uso de la tecnología blockchain. Estos nuevos conceptos y espacios hacen que el enfoque anárquico y maximalista luzcan obsoletos después de una década.

El aporte del capital privado, de la banca y hasta del sector estatal, siguen impulsando poco a poco el uso de las criptomonedas a nivel global en diversos sectores de la sociedad, la industria y el estado. Así como también el interés en el desarrollo de aplicaciones basadas en la tecnología blockchain.

Es por ello que enfocarnos en un duelo de Bitcoin vs Blockchain, es un debate que raya en lo estéril y que pareciera querer cegarnos ante el progreso que han logrado en conjunto la comunidad de entusiastas de las criptomonedas con el aporte de la empresa privada y el sector gubernamental.

Únete a nosotros en Telegram y Twitter