Cointraffic approval

¿Qué rayos es el efecto Cantillon?

Firma de capital de riesgo Andressen Horowitz lanza un fondo de 2.2 mil millones de dólares para invertir en la industria de las criptomonedas

Consecuencias no deseadas de la economía Fiat.

Comparte este post en tus redes sociales

En nuestro día a día comerciamos con otras personas, es algo tan natural como respirar. Al asociar el intercambio comercial con nuestros trabajos, suponemos que el simple hecho de trabajar es requisito suficiente para ganarnos la vida.

Muchos de nosotros trabajamos por un salario o comisiones, otros trabajan o aportan a la sociedad como empresarios, pero hay un tipo especial de empresarios que ademas de serlo, están más cerca del poder político, o dicho de otra manera, están más cerca de la fuente donde se crea el dinero Fiat.

El Efecto Cantillon es para mi un elemento muy interesante y quisiera explicarlo dándole un matiz sencillo dado que es un concepto que nos obliga a pensar en la desigualdad que genera así como en el ventajismo que tienen unos sobre otros. Aclaro que no estoy en contra de la desigualdad, entendida como la manera por la cual todos somos diferentes y como tal poseemos distintos talentos y capacidades que el mercado y la sociedad valoran de distintas maneras y en consecuencia se generan desiguales ingresos, lo cual es normal en el mercado libre.

No se puede explicar correctamente el efecto Cantillon sin saber antes qué significa la inflación. En Venezuela es parte del lenguaje hablar y escuchar de ella, además de darle significados particulares asociados al aumento de los precios de los bienes y servicios. La inflación se entiende como el efecto ocasionado por la emisión de dinero en el suministro previo vertido en la economía de un país. Por ejemplo, si en Venezuela la masa monetaria previa es de $100.000.000 y el Banco Central incrementa dicha masa en $10.000.000, decimos que hay una inflación del 10%.

La inflación per se no es mala si la emisión monetaria que el Banco Central efectúa representa un incremento en el aumento de la producción de bienes y servicios del país, de lo contrario, sería lo que comúnmente llamamos emisión inorgánica, originándose un aumento generalizado de los precios. Cabe destacar que esto es un proceso dinámico y no uniforme, con esto quiero decir que el dinero emitido no llega a todas las personas en cantidades iguales, al mismo tiempo.

Los Estados están conformados por personas que, como usted y yo, tenemos nuestros propios intereses. Y si hay una tendencia humana, natural por demás, es ayudar a nuestras familias primero, y luego a nuestros más cercanos amigos, máxime si en el proceso obtenemos algún beneficio, particularmente económico. Esto es lo medular. Y pido honestidad en esta afirmación dado que al internalizar lo que es el Efecto Cantillon, más me convenzo de este rasgo en el comportamiento de las personas.

En el siglo XVIII, mientras estudiaba los ciclos económicos, el economista Richard Cantillon notó que cuando los Bancos Centrales emitían nuevos billetes éstos no estaban siendo distribuidos de forma equitativa en la sociedad y que algunas personas y entidades recibían primero ese dinero. Aquellos que reciben de forma inmediata el dinero de nueva creación, ganan poder adquisitivo, al poder adquirir bienes de consumo o de capital a precios relativamente inferiores. Los últimos, sin embargo, solo podrán hacerlo una vez que los precios ya hayan subido.

Podemos deducir entonces que los Bancos Centrales emiten dinero y por mecanismos que no ocupan a este articulo, se le entregan a aquellas personas que están mas cerca de su entorno. Dicho de manera coloquial, jamás he visto al presidente del Banco Central otorgando un crédito directo a un bodeguero de un sector popular, y no porque no pueda, sino por la lógica empírica: No es su amigo, no lo conoce y no está cerca de su círculo de influencia. Lo más probable es que un familiar o amigo «gran empresario» efectivamente sí está cerca de dicho círculo.

También podemos vislumbrar en que en la época en la cual Cantillon descubrió este fenómeno, existía un patrón oro. El hecho de que haya un dinero sólido en el sistema, no significa que por simple naturaleza humana no se den incentivos a la mas dura y pura corrupción.

Bitcoin no se limita a ser dinero sólido, que lo es. Es un protocolo informático que destruye el Efecto Cantillon. A diferencia del sistema Fiat, el cual emite dinero a la velocidad de un clic, en Bitcoin las monedas creadas se emiten mediante el aporte de grandes cantidades de energía y poder de cómputo por parte de los mineros que aseguran con ello a su vez la robustez de la red. Quizá en un paralelismo, las primeras personas que reciben los Bitcoins recién creados son los mineros, no obstante, ellos se lo ganaron poniendo recursos de infraestructura, de equipos ASIC, de búsqueda de eficiencia eléctrica y riesgo empresarial. El incentivo de obtener Bitcoin favorece el lucro, pero es imposible que favorezca a la corrupción, es imposible.

Otra de las características interesantes de Bitcoin es su emisión deflacionaria. Con dicha emisión se garantiza que las monedas en circulación ganen a través del tiempo poder adquisitivo y que no se vean afectadas por las nuevas emisiones de tokens cuya «acuñación» disminuye a la mitad aproximadamente cada cuatro años. Este hecho origina que efectivamente la emisión refleja la productividad en bienes y servicios del espacio geográfico respectivo. La inmediata consecuencia de todo esto es una disminución de los precios y una mejora no sólo en la cantidad, sino en la calidad de lo que se produce. Bitcoin es un bien escaso, y por lo tanto, valioso como dinero.

Como conclusión quisiera dejar el siguiente Tweet que refleja el temor que los cantillonarios sienten por Bitcoin y por eso no lo quieren…definitivamente, Bitcoin es el mejor dinero jamás inventado:

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast

Abre una cuenta en Binance y recibe 10% de descuento en comisiones con nuestro Link