Input your search keywords and press Enter.

Arrestan a 20 hackers chinos por infectar más de 1 millón de equipos con malware minero

A pesar de las restricciones en China referente a las criptomonedas, los hackers siguen haciendo de las suyas. Esta vez, una firma de tecnología informática en complicidad con un cibercafé logró infectar a usuarios con un malware de minería. Los usuarios caían en este software malicioso al clickear en anuncios de display.

La noticia publicada el día de hoy informó sobre el malware de minería de criptomonedas que afectó a más de un millón de equipos en China. La actividad delictiva habría generado más de US$ 2,000,000 a sus creadores a lo largo de 2 años, a través de anuncios de display y acuerdos con intermediarios en cibercafés ,según el reporte local.

En ese sentido, la policía de la ciudad de Da Lian dio con los delincuentes. Hasta ahora han arrestado a 20 sujetos sospechosos de una importante firma de tecnología que presuntamente habrían ganado control de un alto número de computadoras para obtener ganancias ilícitas producto de la minería de criptomonedas.

Según la información obtenida, los hackers crearon e insertaron el malware en plug-ins de exploradores de Internet que habrían sido diseñados supuestamente para potenciar la velocidad del explorador. Esta “oferta” estaba siendo divulgada en anuncios que tendrían alcance de hasta 5 millones de espectadores en China.

El robo ocurría cuando los usuarios hacían click en el anuncio e instalar las extensiones. De esa manera, más de un millón de equipos fueron infectados inmediatamente para colaborar con la minería ilicita de Digibyte, Decret y Siacoin. Esto generó una suma aproximada de 26 millones de tokens durante los últimos 2 años.

También puedes leer: JAPÓN: Hackers es arrestado y condenado a un año de prisión por utilizar malware de minería

Aparentemente, los hackers confesaron que se habrían inclinado por la minería de criptomonedas con menos alcance debido a que estas requerirían una menor capacidad de cómputo para su minería. Por ser menos populares que Bitcoin o Ethereum, el malware venia siendo un proceso mucho más silencioso y difícil de detectar por las víctimas afectadas.

Otro aspecto importante de la investigación reveló que los hackers también desarrollaron una red de más de una centena de agentes que trabajarían como “embajadores” de este software ilícito. Es decir, estas personas se dedicarían a la instalación del malware de minería mismo en cafés de Internet con el único fin de propagar esta actividad ilícita y continua beneficiándose a través del robo de activos digitales.