Input your search keywords and press Enter.

En China las transacciones de Bitcoin cayeron en menos del 1%

La postura del gobierno chino antes el ecosistema de las criptomonedas ha sido público y notorio. Han emitido diversas medidas de restricción contra las monedas digitales e incluso las Ofertas Iniciales de Criptomonedas (ICO). Tal parece que esas prohibiciones han tenido un efecto positivo para el gobierno, pues el volumen de transacciones bajo casi en su totalidad.

Desde finales del año 2017, el gobierno de China ha fijado una postura contundente en contra del comercio de criptomonedas. La extracción de monedas fue prohibida a tal punto que la mayoría de mineros decidieron migrar a otros lugares y los que quedan realizan la actividad bajo una ola de presiones. Los reportes de las transacciones en criptomonedas parecen indicar que las autoridades lograron su cometido ya que prácticamente están desapareciendo.

Antes de las regulaciones, el volumen de transacciones era del 90%, por lo cual las autoridades del Banco Central de la República Popular de China (PBoC) decidieron vetar el intercambio entre fíat y monedas digitales. Entonces, impusieron incluso restricciones de viajes a los directivos de exchanges como Huobi y OKCoin. Mientras tanto, el ente bancario reveló que la tasa de intercambio Yuan-bitcoin registró una caída en menos del 1%.

Como consecuencia de las medias impuestas por el gobierno de ese país más de 88 exchanges se fueron a mejores territorios y 85 representantes de ICOs clausuraron sus ofertas en vista de las crecientes represiones del gobierno. En el caso de Huobi encontró mejores aliados en Singapur, al tiempo que OKCoin trasladó sus operaciones a Malta. Otro afectado por las sanciones de China y Japón fue Binance, el cual finalmente abrió una nueva filial en el mediterráneo.

También puedes leer: FSA de Japón ordena a seis intercambios mejorar sus operaciones comerciales

En cuanto a los inversores y consumidores,  éstos se vieron prácticamente obligados a “conquistar” otros territorios porque en China estaban siendo privados de la actividad de trading con exchanges extranjeros. Actividad que venía siendo el último recurso que poseían los mineros, entusiastas e inversionistas para obtener criptomonedas en el país asiático.

En ese sentido, de acuerdo a un reporte de Bloomberg a principios del 2018, la mayoría de estas compañías migraron a países de Europa y sólo algunos en América. Por otro lado, agencias internacionales de comunicación aún desconoce la verdadera razón de la postura del gobierno chino, el cual rechaza las criptomonedas pero sí ha adoptado la tecnología blockchain con gran entusiasmo.