Input your search keywords and press Enter.

Noruega elimina subsidios de electricidad a la minería Bitcoin

La drástica baja en el precio de las criptodivisas ha llevado a que el gobierno noruego detenga los subsidios a la electricidad para las empresas de minería criptográfica.

La nueva política fiscal del gobierno noruego establece que a partir del 1 enero de 2019, las empresas de criptominería deberán pagar el impuesto normal por la electricidad, así lo revela Aftenposten en su reciente publicación.

Este hecho es un duro golpe a las empresas establecidas en el país. Puesto que las mismas aprovechaban el fuerte subsidio a la tarifa eléctrica para hacer mucho más rentable la actividad de sus granjas de criptominado. Esto ha llevado a que muchas empresas empiecen a buscar nuevos horizontes.

En la actualidad el subsidio llevaba a que los costes eléctricos sean de tan solo 0,48 øre por kilovatio (aprox. 0,00056 $ por kilovatio). Pero a partir del año que viene, estos gastos se elevarían a 16.58 øre por kilovatio (aprox. 0,019 $ por kilovatio). Esto representa un aumento de 3392,8 % en la tarifa eléctrica a las que las empresas deben hacer frente.

El miembro del parlamento noruego y ecologista Lars Haltbrekken incluso afirmó que:

Noruega no puede seguir ofreciendo enormes incentivos fiscales para la forma más sucia de producción criptográfica como el Bitcoin. Requiere mucha energía y genera grandes emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial.

Buscando nuevos prados

Ante estos hechos la reacción de las empresas de criptominería no ha sido otra que movilizarse a otros países para adaptarse a los cambios y seguir buscando una rentabilidad positiva para su actividad.

La empresa alemana Northen Bitcoin, destaca que el costo de producir un Bitcoin en Noruega asciende a 7.700 $, casi el doble de su valor actual en el mercado. Mientras que China, sigue liderando la lista de los países más baratos con un costo promedio de 3.100 $.

La reciente caída libre de los precios de Bitcoin, junto con la política anti-criptografía parece hacer que Noruega sea un territorio poco acogedor para los mineros criptográficos.

Roger Schjerva, economista jefe del organismo de la industria tecnológica ICT Noruega, ha declarado:

Han cambiado las condiciones sin discusión, consulta o diálogo con la industria. Noruega tiene una alta calificación en cuanto a la estabilidad política y las condiciones predecibles, pero ahora el gobierno está tirando por la borda esta credibilidad.

Sin embargo, otros en el mundo de las criptos han dado la bienvenida a la eliminación de subsidios. Es el caso de Jon Ramvi, director ejecutivo del grupo asesor Blockchain de Oslo, Blockchangers, quien declara:

Esta es una victoria para el pueblo noruego y nuestros recursos naturales. Menos minería en Noruega reducirá los precios de la electricidad para las empresas y las personas que residen en Noruega. Lo que significa que todos cosechamos los beneficios de estos recursos a nivel local en lugar de entregarlos a los mineros de Bitcoin.

Ramvi agregó además; “que más mineros en la red de Bitcoin no lo hacen más rápido ni más escalable. La única función de más mineros es asegurar aún más la red”. Argumenta además que la red BTC ha sido “extremadamente segura” por “más de un año”, eliminando la necesidad de incentivar a más mineros.

También puede interesarte: En Suecia, un hombre fue enviado a prisión tras enviar una carta bomba a la firma CryptoPay

Apasionado por el mundo de la tecnologías y el Software Libre. Activista en las comunidades de soporte y desarrollo de GNU/Linux (Debian, Ubuntu y Gentoo). Blogger y redactor de todo lo relacionado con tecnologías.