Cointraffic approval

La Arrogancia de Elizabeth Warren

La Arrogancia de Elizabeth Warren

Nuevas voces se levantan en contra de la libertad que otorga Bitcoin como sistema y dinero. Tal es el caso de la senadora por el estado de Massachusetts (EEUU) Elizabeth Warren.

Comparte este post en tus redes sociales


“Ese momento tan especial, cuando el ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha le dice a su escudero Sancho: ‘Sancho, dejad que los perros ladren, es señal de que cabalgamos’

Miguel de Cervantes. El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Cada vez me convenzo más de lo liberador y disruptivo que es Bitcoin para los poderes establecidos. Algunos políticos conocen y saben de la utilidad de esta tecnología, pero hay algunos que la desprecian a sabiendas de que si Bitcoin prospera, se les va a comer la tostada. Tal es es caso de la Senadora por el estado de Massachusetts (EEUU) Elizabeth Warren, y sus recientes declaraciones alusivas a la criptomoneda.

Warren solicitó en una carta dirigida a la Secretaria del Tesoro de los EEUU, Yanet Yellen, a remediar los riesgos inherentes a las criptomonedas y crear un marco regulatorio a través del cual las agencias federales de la nación puedan monitorearlas.

“A medida que la demanda de criptomonedas continúa creciendo y estos activos se integran más en nuestro sistema financiero, los consumidores, el medio ambiente y nuestro sistema financiero se encuentran bajo amenazas crecientes”, agregó.

En la carta dice textualmente: “Me preocupo cada vez más por los peligros que las criptomonedas representan para los inversores, los consumidores y el medio ambiente en ausencia de una regulación suficiente en los Estados Unidos. Sin embargo, a medida que la demanda de criptomonedas continúa creciendo y estos activos se integran más en nuestro sistema financiero, el consejo debe determinar si estas tendencias generan preocupaciones más allá de la protección de los inversores y consumidores y se extienden a vulnerabilidades sistémicas más amplias que podrían amenazar la estabilidad financiera”.

Cabe señalar que la senadora Warren en el pasado también se ha expresado en contra del poder de las grandes instituciones bancarias de su país.

Es irónico que no obstante el desconocimiento de la senadora Warren por la innovación que supone Bitcoin (Porque aunque digan «criptomonedas», la alusión a Bitcoin es clara), se afane por querer regular y controlar un protocolo que ya está autorregulado: el precitado protocolo establece el límite de emisión de sus monedas, su reducción a la mitad cada cuatro años, y su límite de 21.000.000 de unidades, divisibles.

Los políticos desean a toda costa imponer la narrativa del «medio ambiente» cuya indirecta no es más que su insistencia a destacar lo «antiecológico» de las fuentes energéticas usadas en las actividades mineras de Bitcoin. Afortunadamente, la reciente migración de los mineros de China han mitigado este supuesto. De igual forma, Nic Carter nos da una excelente explicación sobre el uso de energía por parte de Bitcoin:

Creo que las comparaciones a nivel de industria son mucho más esclarecedoras que a nivel de país. Porque Bitcoin no es un país, sino una industria que brinda garantías monetarias, de transacciones y de ahorro (…) Bitcoin se compara favorablemente con la energía utilizada por la minería de cobre, la minería de zinc y la minería de oro. Por lo que sabemos, estos tienen un mayor impacto energético. (…) Cosas como el oro son un medio para almacenar riqueza fuera del sistema bancario y fuera del Estado. También lo es Bitcoin, que tiene cualidades completamente diferentes de estos otros sistemas monetarios. Entonces, en la medida en que se reconozca que Bitcoin tiene utilidad, su consumo de energía se vuelve mucho más manejable, en algo con lo que podemos sentirnos más cómodos.

Nic Carter.

Respecto a la supuesta «amenaza a la estabilidad financiera» hay que decir que no es culpa de los ciudadanos de los EEUU que su mismo gobierno es quien está imprimiendo dólares a borbotones para sustentar un sistema financiero que perdió todo contacto con la realidad: Imprimiendo dinero «infinito» en un un mundo de recursos escasos solo agrava el problema. En un sistema donde se cobra por todo y en el cual el dinero pierde cada día más poder adquisitivo, la alternativa que busca la gente es, lógicamente, Bitcoin. Tal como lo expresa Mike Novogratz en este Tweet:

Los bancos han cobrado 12.000 millones en comisiones por sobregiro, una fortuna en comisiones de cajeros automáticos, una fortuna en comisiones de cuentas corrientes. Pero tú sigues yendo detrás de las criptomonedas donde el ahorro y la transferencia de dinero es una fracción de los bancos. Buen trabajo @SenWarren Realmente no me pareces tan progresista.

Las reacciones dentro del ecosistema Bitcoin no se hicieron esperar. Hubo muchos tweets reseñando la actitud de la senadora. A manera de cierre puede decirse que, no importa si a usted le gusta o no Bitcoin, lo importante es que si a usted le atrae, lo importante es conocerlo, y si a usted no le gusta, si lo considera enemigo de sus intereses, estudiarlo aún más, porque si usted desea que este experimento monetario no prospere, entonces, senadora, haga su mejor esfuerzo por derrotarlo conociendo a su «enemigo».

 

 

 

 

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast

Abre una cuenta en Binance y recibe 10% de descuento en comisiones con nuestro Link