Empresarios australianos planean demandar a Facebook, Google y Twitter por perjudicar sus negocios con la prohibición de publicidad sobre criptomonedas en sus plataformas - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Empresarios australianos planean demandar a Facebook, Google y Twitter por perjudicar sus negocios con la prohibición de publicidad sobre criptomonedas en sus plataformas

La demanda por 600 millones de dólares está en revisión por parte de los abogados que representan a los criptoempresarios

Empresarios australianos planean demandar a Facebook, Google y Twitter por perjudicar sus negocios con la prohibición de publicidad sobre criptomonedas en sus plataformas
Comparte este post en tus redes sociales

En Australia, criptoempresarios están avanzando para introducir una demanda contra las plataformas sociales Facebook, Google y Twitter, por los perjuicios causados a sus negocios luego del cambio de políticas abrupto en 2018 que impidió la publicidad de criptomonedas y blockchain en las plataformas

En lo que se presenta como una batalla de David contra Goliath, según describe un reciente informe de Daily Mail, los empresarios de la industria de criptomonedas y blockchain están preparando una demanda colectiva en Australia con las gigantescas firmas tecnológicas Facebook, Google y Twitter, por causar pérdidas e impedir el crecimiento de sus negocios al cambiar abruptamente en 2018 las políticas sobre la publicidad de criptomonedas.

En 2018, describe la publicación, los empresarios aseguran que los cambios de Términos y Condiciones en las políticas publicitarias, que derivaron en una prohibición parcial para el contenido relacionado con criptomonedas y tecnología blockchain, ocurrieron sin previo aviso y con pocas semanas de diferencia, afectando así la posibilidad de crecimiento para sus negocios.

Tanto Facebook como Google -incluyendo YouTube– y Twitter cambiaron en 2018 parcialmente sus políticas con respecto a los anuncios publicitarios en sus plataformas, pasando a una prohibición que después fue levantada, aunque con ciertas restricciones y revisiones según el caso.

Este movimiento, aseguran los empresarios, les impidió impulsar sus negocios con publicidad en línea a través de las plataformas sociales más grandes del mundo, evitando así que llegaran a una mayor cantidad de clientes potenciales. Ahora, una demanda colectiva por valor de 600 millones de dólares, buscará compensación en este sentido por parte de los gigantes de redes sociales.

Según explica el Daily Mail, la demanda colectiva, que será llevada por el bufete de abogados JBL Liberty y que actualmente se encuentra en proceso de preparación, financiamiento y evaluación para ser presentada, podría costar finalmente la suma de 300 mil millones de dólares para las Google, Facebook y Twitter.

Un representante de JBL Liberty, el vicepresidente tecnológico y encargado de asuntos públicos de la firma, Brian Bishko, asegura que las firmas tecnológicas han alcanzado demasiado poder, incluso catalogando a Facebook como «un peligro para el mundo».

Bishko agregó que las empresas blockchain también se vieron perjudicadas por la prohibición, señalando como ejemplo a Hive, para ese entonces Steem, que «había estado creciendo y creciendo, y de repente no pudieron anunciarse en Facebook y obtener nuevos usuarios».

Biskho también comentó que las empresas blockchain de redes sociales son una amenaza para marcas como Facebook y YouTube, debido al empoderamiento de contenido que brindan gracias a su descentralización, un factor que impide que el verdadero dueño del contenido sea «una autoridad central llamada Mark Zuckerberg».

El caso aún no se presenta, pero Australia podría ser epicentro, al concretarse, de una disputa judicial que parece cuesta arriba para los demandantes, que en frente tendrán a compañías de las más poderosas del mundo y abogados acordes a ese nivel. Aunque por estos días, esas empresas no gozan de buena reputación debido al manejo de información, seguridad y censura en sus plataformas.

Facebook, una de las más cuestionadas, sigue en su intento de lanzar el proyecto de moneda digital Libra, siendo criticado por el manejo de sus anuncios políticos en la red social, mientras que YouTube, enfrenta sin éxito el contenido fraudulento relacionado con estafas de criptomonedas, a través de transmisiones en vivo, que utilizan la imagen de figuras como Elon Musk, para robar miles de dólares en Bitcoin, mientras que también realiza censuras arbitrarias a contenido relacionado con criptomonedas.

Twitter por su parte, enfrenta una crisis de credibilidad luego del megahackeo que comprometió las cuentas de decenas de personalidades de alto nivel, como Elon Musk, Bill Gates o Barack Obama, en manos de atacantes que se hicieron pasar por estos para robar miles de dólares en Bitcoin.

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast

Abre una cuenta en Binance y recibe 10% de descuento en comisiones con nuestro Link