Venezuela un mercado que puede ser clave para el éxito de GoCrypto en Latinoamérica - Criptotendencias - Noticias de bitcoin, criptomonedas y blockchain

Venezuela un mercado que puede ser clave para el éxito de GoCrypto en Latinoamérica

Venezuela tierra fértil para el desarrollo del ecosistema cripto, aún con muchos retos para lograr un crecimiento en el uso de las criptomonedas.

Venezuela un mercado que puede ser clave para el éxito de GoCrypto en Latinoamérica
Comparte este post en tus redes sociales

Latinoamérica es una de las regiones más activas en cuanto a las criptomonedas se refiere. Países como Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela demuestran cada vez más avidez e interés en este mercado. Solo en Venezuela se comercian alrededor de 20 millones de dólares mensuales a través de plataformas P2P, de allí en interés que tiene esta estratégica zona para empresas dedicadas a esta tecnología como GoCrypto.

La empresa, Eligma, ha logrado la instalación de 1.300 puntos de procesamiento de pagos con criptomonedas, facilitando la adopción de esta tecnología a nivel global. Es por ello que, tomando en cuenta el potencial de Latinoamérica en el mapa global de las criptomonedas, GoCrypto ha sellado una importante alianza con la empresa colombo-venezolana Xpay, para posicionarse en el continente. El procesador colombiano está instalado en más de 200 locaciones en Argentina, Colombia y Venezuela.

Pero, ¿cuál es la realidad de la adopción de las criptomonedas en Latinoamérica? A pesar del importante interés que existe en el continente, la realidad de cada país es diferente, llena de las particularidades de cada economía. Aunque parezca contradictorio, es en Venezuela en donde se encuentra el movimiento de valores más fuerte y donde el interés es más pronunciado.

Y es que la realidad económica del país, en hiperinflación desde finales de 2016 y con una de las economías más depauperadas del mundo, ha llevado a los ciudadanos a buscar nuevas herramientas. Primero el dólar, que pasó de estar prohibido por ley, a convertirse en una moneda de cambio cotidiana.

Te puede interesar: ¿Dónde comprar bitcoin y otras criptomonedas en Venezuela?

El bolívar, moneda de curso local en el país, no cumple prácticamente ninguna de las funciones del dinero (resguardo de valor, medio de intercambio, unidad de cuenta) y los venezolanos han intentado solucionar estos problemas con una dolarización de facto, que empezó y se profundizó de la mano de la gente, no del gobierno. En este panorama, las criptomonedas, pero especialmente Bitcoin (BTC) pasaron de tener una relevancia significativa a ver su espacio mermado por la cada vez más acentuada presencia de dólares en las calles venezolanas.

Dado que en el país caribeño se ha flexibilizado el control sobre la circulación de divisas, los venezolanos han necesitado menos utilizar Bitcoin como moneda vehículo dentro del país. Sin embargo, como confirma la investigación de Matt Ahlborg sobre la influencia de Venezuela en la región, la realidad es que la criptomoneda sigue cumpliendo esta función a través de toda la región, en parte espoleada por la diáspora migratoria venezolana.

Así, mientras en Venezuela se mantenga el interés por mover dinero desde y hacia sus fronteras, Bitcoin y otras criptomonedas seguirán teniendo preponderancia.

Sin embargo, hay un punto en donde empresas como Eligma pueden aportar, al mismo tiempo de aprovechar una interesante oportunidad de mercado. Con la creciente popularidad del dólar como medio de pago en Venezuela, los venezolanos han empezado a enfrentar los problemas propios de una moneda foránea adoptada como medio de pago en su territorio.

Del lado de los usuarios, podemos enumerar problemas asociados al deterioro de los billetes, a la imposibilidad de dar vuelto, a la exclusión de medios de pago alternativos como PayPal o Zelle; mientras que los comerciantes tienen que luchar con la custodia de los fondos, su liquidación a bolívares, así como la dificultad de reinsertar los recursos en las finanzas locales, debido a que no existe suficiente liquidez bancaria como para que todos los bancos del país empiecen a aceptar depósitos y procesar transferencias y otros movimientos en dólares.

Todos estos problemas asociados al nuevo y popular auge del dólar en las calles venezolanas pueden ser solucionados con criptomonedas, especialmente si se cuenta con la infraestructura necesaria para procesar estas como formas de pago. GoCrypto tiene la experiencia, el producto y las sociedades necesarias para lograrlo.

Los desafíos son mayúsculos. De hecho, el principal punto en contra de la adopción de criptomonedas en Venezuela es la conectividad a Internet, algo fundamental para que las criptomonedas funcionen en todo su esplendor. Y si a eso le agregamos los problemas del servicio eléctrico, la baja penetración tecnológica y los índices delincuenciales del país, el panorama parece aterrador. No obstante, hablamos de una tecnología resiliente.

En Venezuela hay una actividad minera conocida, de manera que estas iniciativas privadas demuestran que es posible crear una infraestructura suficiente como para mantener esta actividad andando. Procesar pagos es más sencillo y demanda una estructura más simple.

Ahora, ¿cómo incentivar al usuario a utilizar criptomonedas? La frontrera entre los procesadores de pagos y los usuarios son las comisiones. Mientras el pago con criptomonedas suponga un sobrecargo para el usuario, este siempre va a elegir la opción más barata o que, al menos, no implique un cobro extra. Los procesadores de pago más populares que funcionan en Venezuela tienen comisiones altas, lo que hace que pagar con cripto se vuelva un fenómeno de nicho, de snobismo.

Cuando los usuarios están sometidos a huir de su propio dinero local, lo menos que quieren es utilizar un nuevo dinero que imponga perder porcentajes del valor que transan, es por ello que las opciones que se ofrecen actualmente desincentivan la adopción. Esto sin tomar en cuenta la volatilidad, otro elemento importante de cara al gran público y su posible uso de criptomonedas.

La forma de coadyuvar la adopción, al tiempo que puede capitalizarse esta apertura es crear un sistema de recompensas. Aunado a una expansión por el territorio nacional, la estrategia de conquista de este nuevo mercado puede apalancarse en pequeños premios para los usuarios que decidan utilizar los procesadores de pago de la empresa o de Xpay. La solución no solo sería eficiente (al implementar criptomonedas para solventar las deficiencias que tienen los pagos en dólares) sino que se podría hacer más atractiva de lo que ha sido hasta ahora para los usuarios.

Teniendo en consideración la realidad del mercado venezolano y su peso dentro de la economía de criptomonedas en Latinoamérica, resulta claro que poder participar de su ecosistema podría ofrecer un alcance mayor en el resto de la región.

 

Únete a nosotros en Telegram y Twitter; además puedes escuchar nuestros Podcast