Input your search keywords and press Enter.

El lado más solidario de las criptomonedas también lo hemos visto en Venezuela

En medio de un conflicto político, una crisis económica, social y humanitaria, Venezuela y sus ciudadanos afrontan un terremoto constante en su cotidianidad, que por diferentes razones, dejó de ser cercana a la “normalidad” desde hace mucho tiempo, y en medio de todo el desastre, las criptomonedas han jugado un papel determinante para ayudar a la población que sufre a diario, mostrando así su lado más solidario

Constantemente hemos mostrado el panorama de las criptomonedas en Venezuela, y cuál ha sido su influencia durante los últimos años en el país, con una creciente adopción e integración de las mismas en la sociedad venezolana, aún con mucho trabajo por delante, y muchas limitaciones, pero con la fortaleza y la visión de que éstas pueden, y de hecho, han ayudado a muchos ciudadanos venezolanos a subsistir en medio de la crisis.

Anteriormente, tomé la iniciativa de contextualizar el caso de las criptomonedas y cómo éstas han ayudado a los venezolanos a enfrentar la hiperinflación astronómica en el país, pero hoy, es importante también mostrar, para lograr visualizar el impacto por completo de lo que pueden representar las criptomonedas en su totalidad dentro de una nación que sufre, cómo también éstas han mostrado el lado más solidario, bondadoso y caritativo de la criptocomunidad.

La tecnología blockchain tiene dentro de sí un conjunto de características y elementos que la hacen una potencialmente buena plataforma para donaciones y de carácter solidario, ya que permiten, entre otras cosas, llegar de forma fácil, rápida y directa a personas que realmente necesitan la ayuda, así como a las iniciativas buscan ayudar en mayor escala. En Venezuela, estas iniciativas, y éstos actos bondadosos con personas particulares, no han sido una excepción, sino más bien, una realidad.

El año pasado, en el mes de noviembre la plataforma digital de servicios bancarios AirTM, lanzó una campaña benéfica llamada ‘AirdropVenezuela’, que buscaba recolectar un millón de dólares en criptografía para ayuda a más de 100 mil venezolanos a través de su plataforma, con unos 10 dólares depositados directamente en su billetera en AirTM. Incialmente, la campaña estaba abierta a donaciones hasta el 31 de diciembre de 2018, pero han prorrogado la misma hasta el 31 de marzo del 2019, y cuenta con casi 150 mil dólares recolectados, que estarán siendo depositados de forma progresiva en las cuentas de los usuarios registrados en la plataforma que hayan sido validados.

También durante 2018, en un caso de donación particular anónima que benefició a familias venezolanas, un usuario de Reddit explicó cómo obtuvo su primer NANO, medio NANO, para ser específicos, un acontecimiento que revolucionó la plataforma aumentando las donaciones a su billetera de personas que mostraron su espíritu solidario. Posteriormente, el usuario colgó fotos de todos los alimentos que pudo comprar con el NANO intercambiado con un comerciante que aceptó la criptomoneda como forma de pago, y posteriormente pudo ayudar incluso a la comunidad donde residía. En ese momento, 0.5 NANO representaba 2.71 dólares, más de un salario mínimo mensual venezolano para la fecha.

Resultado de imagen para venezuela donations

Especialmente cuando se trata de alimentación, los venezolanos enfrentan uno de los mayores problemas en el país, ya que por razones hiperinflacionarias, de producción, distribución, escasez y limitaciones comerciales, los productos alimenticios más básicos en el país son dificultosos o en muchos casos inaccesibles para las personas en el país sudamericano.

GiveCrypto, una organización benéfica por medio de criptomonedas, centró su norte durante el último trimestre del 2018 en ayudar a Venezuela, a través de diferentes iniciativas y proyectos. Recientemente, a finales de febrero, en una publicación en su blog, anunciaron una nueva fase de ayuda para el país, con un cambio en su metodología de trabajo, pero con la intención de desarrollar el modelo de embajadores para gestionar los recursos y que éstos lleguen directamente a los más necesitados y generar un mayor impacto con las iniciativas impulsadas por la plataforma, que incluyen además de la ayuda económica, proyectos educativos y recursos para impulsar la adopción criptográfica.

Otro proyecto nacido de la buena voluntad y que muestra el lado más solidario de la criptocomunidad, a nivel local, es EatBCH, una iniciativa surgida durante 2018, y que tuvo un éxito fantástico dentro de diferentes comunidades en Venezuela, con un impacto que les permitió establecer operaciones en más de 6 estados del país. Con el mercado bajista, el nivel de alcance tuvo que ser reducido. En una publicación en su primer aniversario, reseñamos cómo el fundador de la iniciativa, mostró un poco el panorama durante todo el desarrollo de actividades surgidas en todo ese tiempo, gracias a donaciones realizadas en Bitcoin Cash.

Estos son apenas unos ejemplos de cómo la caridad de la criptocomunidad ha ayudado e impacto directamente en muchos venezolanos, que además de contar con una adopción y utilización de las criptomonedas en el ámbito comercial, también han logrado recibir apoyo para acciones más enfocadas en el humanismo, algo que agradecemos los venezolanos.

Ya sea Bitcoin, Bitcoin Cash, Dash, Zcash, Ethereum, NANO o cualquier otra criptomoneda, éstas han servido para ayudar a personas que lo necesitan, además de fomentar el uso y la adopción de las divisas criptográficas dentro del país, donde a pesar de las limitaciones, la integración se ha realizado con mucho ímpetu, lo que invita a mirar hacia el futuro. Toda crisis, trae consigo una oportunidad, para los venezolanos, la oportunidad es de encaminar el futuro construyendo un mejor presente, mientras que en el área criptográfica, esta mirada puede centrarse en el desarrollo y evolución de las criptomonedas y la tecnología blockchain como un actor importante dentro de ese futuro.

Comunicador Social. Redactor empedernido, amante de la innovación en cualquier presentación.